Vivero Municipal Eduardo L. Holmberg


 

El vivero cuenta con distintos sectores: semillería, invernáculo, almácigos, media sombra y campo, también un taller y un aserradero con personal altamente especializado en lograra distintas formas de reproducir las plantas, ya sean por semilla, estacas, hijuelos, injertos, etc.

Tiene una superficie de 2010 hectáreas de las cuales comparte 120 con la Escuela de Educación Agropecuaria N° 1 y un jardín de infantes.

Dentro del vivero hay un área boscosa que esta preservada como zona intangible y área protegida de aproximadamente unas 40 hectáreas, donde habitan gran cantidad de pájaros y otros animales autóctonos que hacen del lugar un paraíso para la observación y el estudio de la fauna.

El vivero produce y cultiva más de 100 especies, entre forestales, ornamentales, frutales, aromáticas y trepadoras como tilos, álamos, plátanos, sauces, casuarinas, robles, palmeras, fresnos, acacios, ciruelos, duraznos, almendros, etc.

Se comercializa con grandes y pequeños clientes como municipios, countrys, viveros privados, como así también particulares que buscan especies que existen en la zona, y especialmente en nuestro vivero. Con lo cual decimos que nuestro Vivero Municipal de Cazón Eduardo L. Homberg vende desde una planta hasta la cantidad que sea necesaria para nuestros clientes.

Existe un sector denominado Base de Campamento, lugar de recreación para los visitantes con instalaciones para realizar distintas actividades. Cuenta con 20 camas, lugar para acampe, vestuarios y baños completos con agua caliente, cocina, cómodas parrillas, etc. En este mismo lugar hay una cancha de carrera de caballos y 3 hectáreas destinadas al Endurance, con distintas instalaciones para cuidado y albergue de caballos.   

El Vivero Municipal Eduardo L. Holmberg situado en la Localidad de Cazón, Partido de Saladillo, inaugurado en 1910 a raíz de la Ley de Fomento de Forestación, durante la gobernación del General José I. Arias (1910-1912).

Junto con este establecimiento comenzaron a funcionar cerca de veinte viveros de similares característica en toda la provincia, de los cuales hoy quedan en producción solo tres.

En 1979 pasó a manos del municipio de Saladillo, y funciona hasta la fecha como un vivero comercial y de fomento forestal a instituciones y fundaciones.